en Otros

Qué vale y qué no vale en elAbogado.com

Hace diez años nadie se imaginaba que hoy en día reservar una habitación de hotel por Internet sería lo más normal del mundo. O comprarnos billetes de avión o de tren, comprar las entradas del cine o del teatro, adquirir productos de segunda mano o pedir una pizza o hacer la compra.

Cada vez más, el uso de la red para adquirir servicios, se nos ha convertido en algo imprescindible y común.

Este es el éxito de nuestra web: ofrecer la posibilidad de contactar y contratar los servicios de un abogado a través de nuestro portal web. Así como usamos Internet para tantas otras cosas y compramos y contratamos, no debe ser menos en el campo de la abogacía y representación legal. De hecho, este es el objetivo primordial de elAbogado.com: que alguien que busque abogado lo contrate.

Es por eso que, de cara a nuestros usuarios, es conveniente que tengan claro para qué sirve o para qué no sirve nuestra web:

Yes! Buscar un abogado especializado en su caso y en su zona geográfica.
– Pedir una primera cita para aportar datos, documentos, explicaciones y concretar si hay caso o no.
– Pedir presupuesto a nuestros despachos y letrados para poder comparar y acabar decidiendo a quién se contrata.
– Consultar a un abogado si el tema que le ocupa al usuario puede convertirse en un caso real.

 
no – Hacer una consulta gratuita: para esto existen otras webs de asesoría jurídica gratuita.
– Contactar con un sinfín de abogados con sólo la intención de tener muchos presupuestos que,  acaban mareando al mismo usuario y a nuestros abogados.
– Ofrecer servicios a nuestros abogados. El uso de nuestro portal es únicamente para contratar sus  servicios.
– Si se busca abogado de oficio. Nuestro portal es de despachos privados que, como todo otro colectivo, tiene sus honorarios.

Cualquier otra consulta [email protected]