en Colegios de abogados

No es delito que un abogado acuda a un juicio sin estar colegiado

No es delito acudir a un juicio como abogado sin estar colegiado. Así lo ha dictaminado una sentencia en la que considera que la no colegiación no constituye un delito de intrusismo profesional.
La sentencia analiza un caso en el que el abogado de Madrid que atendió un juicio hacía no pagaba las cuotas de su colegio. El colegio lo demandó (parece ser que el Colegio de Abogados su gran labor es denunciar a otros abogados).

 

Así se ha pronunciado la Audiencia de Madrid en este auto en el que el ICAM Ilustre colegio de Abogados de Madrid, interpuso la querella criminal. La sentencia refleja la despenalización que en 1995 reflejó el nuevo Código Penal. Además va en el sentido de la legislación comunitaria de ir reduciendo los colegios profesionales o similares por ser contrarios a la libre prestación de servicios.

El ICAM ha manifestado:

“El Colegio de Abogados de Madrid muestra su más absoluta disconformidad con la argumentación esgrimida por el citado Auto por cuanto desconoce que la Abogacía es una profesión titulada, con reserva de actividad, y colegiada; y más aún, cuando tras la entrada en vigor de la Ley 34/2006, de 30 de octubre, de acceso a las profesiones de abogado y procurador de los Tribunales, el título universitario de licenciado o grado en Derecho no es suficiente para el ejercicio de la profesión, al ser exigible también y, en su caso, el título profesional de Abogado”.

Para algunos simplemente se trata de un caso de lucha corporativa, para otros un ejemplo que en el siglo XXI no hay espacio para instituciones gremiales de la edad media.