en Otros

3 claves para aprender a administrar tu tiempo

Una de las tareas más difíciles para cualquier abogado es aprender a planificar el tiempo. Lograr definir tiempos y respetarlos representa a nivel laboral una estabilidad que cada vez cuesta más trabajo conseguir. Uno de los mejores consejos para una buena administración del tiempo es saber proyectar tus prioridades. Una buena organización te permitirá tomar decisiones con mayor tranquilidad.

La organización es un medio indispensable para los abogados. Es importante dedicar unos minutos a la semana para programar el trabajo y establecer un horario que te ayude a proyectar tus metas: tus límites semanales. ¿Cuáles son los factores a tomar en cuenta a la hora de establecer un horario de trabajo?

agenda (1)

A continuación te detallamos 3 claves necesarias para mejorar el rendimiento en el trabajo:

1. Establece tus prioridades:

Revisa tu agenda y prioriza tus tareas, plazos de entrega, reuniones de trabajo, etc. Asigna a cada prioridad un tiempo determinado. Es recomendable siempre dejar un margen de tiempo razonable por si surge un imprevisto, desde la cancelación de una reunión hasta el hecho de llegar tarde a algún lado. No dejes que un imprevisto te haga perder tiempo.

2. Déjate un día de la semana libre:

Planifica un día menos de los que en verdad vayas a trabajar y trata de liberarte los viernes. Si te planificas tareas todos los días de la semana probablemente irás más agobiado e incumplirás tu horario. Déjate margen de acción para tratar cualquier imprevisto. Es mejor trabajar lento y bien, que rápido y mal.

3. Acepta los imprevistos:

Los imprevistos forman parte de la vida profesional del abogado, por ese motivo es fundamental saber gestionarlos. Es importante saber cómo clasificar los imprevistos, y de esa manera poder delegarlos sin que nos quiten demasiado tiempo.

Los abogados debemos organizarnos bien para poder ganar más tiempo, no sólo a nivel laboral sino también personal. Cuando las horas que tenemos son escasas, nos obsesionamos incluso en los días de descanso. El tiempo es un recurso limitado y tenemos que aprovecharlo.

Tanto la organización como la estabilidad son fundamentales para conseguir el éxito.