en Estudios y datos, General

Propósitos para el 2013: Quiero mejorar la productividad en el trabajo

Con la llegada del 2013 hacemos nuevos propósitos. Seguro que uno que puede interesarte es ser más productivo. Se nos presenta una nueva oportunidad de mejorar nuestros hábitos personales y profesionales, con la finalidad de mejorar nuestra productividad y aumentar el rendimiento de nuestros esfuerzos para el logro de los resultados esperados.
Si uno de tus propósitos de año nuevo es el mejorar tu productividad en el trabajo y demostrar tus cualidades profesionales, ésta sencilla lista te ayudará a conocer cuáles son los pasos básicos para aumentar la productividad y cumplir con la realización de algún proyecto, o simplemente, aprender a administrar tus tareas de la mejor forma.

1. Fijar objetivos reales y alcanzables

No debes fijarte objetivos irreales o inalcanzables. Es importante que dediques el tiempo necesario para la realización de una tarea y que no trates de lograr más de lo que realmente puedes. Define un calendario de actividades real que te permita cumplir con cada una de tus tareas. Si se trata de objetivos muy grandes, “trocéalo” en subtareas.

[alert style=”green”] Para ello te recomendamos que utilices listas de tareas, las revises cada día antes de empezar, fijes los objetivos diarios y taches las que vas realizando. Algunas aplicaciones que te pueden ayudar: Google task, Taeras de Outlook, aplicaciones como Asana, Teambox, remember the milk, etc. O simplemente un papel y un lápiz [/alert]
 

2. Rompe la rutina

Es recomendable que trates de salir de la monotonía, e incluso intentes jugar un poco con los horarios establecidos para la realización de una tarea. Cambia de vez en cuando tu rutina normal, pero solo algunas veces, ya que no es bueno que hagas una costumbre de esta práctica.

[alert style=”green”] Recomendación: Es muy práctico que cada mañana antes de empezar organice el día. Sobretodo antes de abrir el correo electrónico. Decide cuando haces cada tarea. [/alert]

3. Menos distracciones

Las distracciones en el trabajo solo afectan tu concentración, por lo que es recomendable que administres muy bien tu tiempo y trates los asuntos de tu vida diaria en el momento que corresponda. Dedica un momento del día solamente a tus tareas más urgentes y evita las distracciones, aunque jamás debes cerrar los canales de comunicación con tus colaboradores.

[alert style=”green”] Desactiva los avisos de llegada de nuevos correos electrónicos, si el en móvil tienes email, desactiva los avisos de llegada de nuevo correo. No tengas activado facebook, twitter, etc., ya que es una fuente de notificaciones que te distraen. Y sobretodo intenta realizar las tareas que requieran mayor concentración cuando estés descansado. [/alert]

4. Recargate de energía antes de que realmente lo necesites

Trata de adelantarte al cansancio y no esperes hasta que necesites descansar para hacer una pausa. Evita que cualquier malestar te desmotive y recarga las energías cada vez que realmente lo necesites.

[alert style=”green”] Durante tu jornada de trabajo cada hora y media desconecta unos 5 o 10 minutos para volverte a concentrar. Así mismo, es importante descansar bien por la noche con lo cual si trabajas en una oficina, intenta hacer deporte o ir caminando al trabajo. [/alert]

5. Aplica la “Gratificación Postergada”

Intentar dosificar aquellos estímulos positivos que te ayudan a sentirte mejor. Prueba postergar lo más que puedas algún tipo de gratificación personal (escuchar música, tomar un café, etc., …) hasta lograr una meta o terminar una tarea. Te ayudará a que cuando realmente necesites de ese estímulo, la sensación de recompensa sea mayor y te proporcionará nuevas energías.

[alert style=”green”] Realiza las pausas de descanso cuando termines una tarea, de esta forma será el pequeño “premio” para lograr tus objetivos. [/alert]

6. Evita detenerte antes de terminar

No dejes de hacer las cosas solo porque ya estás aburrido. Recuerda que el ser humano es capaz de hacer más de lo que realmente cree. Si como te hemos explicado en el primer apartado, has planificado bien tus tareas, las has de terminar y no dejarlas hasta finalizar ya que que ir saltando de tarea en tarea sin terminarlas te hará perder mucho tiempo cada vez que tengas que retomarlas.

Recuerda que una buena planificación y organización de tu tiempo puede ahorrarte muchos dolores de cabeza.