en Otros

Transparencia y comunicación interna en los bufetes de abogados

Actualmente, muchos despachos de abogados hacen un esfuerzo para no perder el tren de las nuevas formas de comunicación: están presentes en  redes sociales como Twitter y Linkedin y siguen estrategías de márqueting. Pero a veces se olvidan de dos aspectos  aún más importantes si cabe: la transparencia y la comunicación interna. Estos dos conceptos van de la mano y, aplicados a los bufetes de abogados, persiguen muchos objetivos, entre los que destacan: inculcar cultura corporativa, motivar a todos los trabajadores, fomentar la confianza, compartir los objetivos del bufete, ayudar al desarrollo profesional de los abogados y del resto de los trabajadores así como compartir conocimiento y buenas prácticas. 

Comunicación vs información

Para tener una buena comunicación interna en un bufete de abogados no basta con tener un departamento de Comunicación que organiza los eventos, gestiona la intranet y edita los boletines informativos. Todo esto son simplemente canales de información. La comunicación es algo más. Para una buena comunicación interna, el diálogo y la participación son elementos imprescindibles.  Aprovechar la comunicación interna que se genera dentro de un despacho de abogados es una oportunidad para recoger diferentes puntos de vista, capitalizar conocimiento y favorecer que los trabajadores se sientan bien considerados.

Propiciar que las ideas fluyan

Es evidente que cualquier abogado puede aportar grandes ideas y propuestas si se le pregunta. Que estas ideas lleguen a las cúpulas de los bufetes de abogados es sencillo: hay que propiciar la comunicación ascendente y, sobre todo, garantizar la comunicación bidireccional.
Los blogs internos, los chats y redes sociales son herramientas útiles para potenciar la comunicación interna, pero no se trata sólo de disponer de la mejor tecnología, sino de establecer cultura comunicativa dentro del despacho. Al fin y al cabo, el mejor canal para ser informados y para expresarse sigue siendo el cara a cara con el jefe más directo.

Transparencia, claridad y sinceridad

Ser un bufete de abogados transparente es una tarea relativamente fácil en el caso de los despachos pequeños. La cosa cambia cuando el bufete crece y aumenta el número de trabajadores. Gestionar toda la información informal que se genera es prácticamente imposible, pero se puede propiciar una buena comunicación interna mediante una política de claridad y transparencia.
Si eres responsable de un equipo humano sé especialmente transparente en los peores momentos. Si lo eres, conseguirás reforzar tu posición y credibilidad tus subordinados. Que éstos confíen en ti es una tarea que sólo depende de ti: ofréceles ser escuchados cuando lo necesiten y sé claro y comunicativo siempre. Recuerda que la transparencia es un factor unificador y que favorece el trabajo colaborativo y en equipo.

Los rumores como fuente de información

Aunque los rumores no están bien vistos por los responsables de cualquier organización, hay que asumir que han existido siempre y que seguirán existiendo. Partiendo de esta base, podemos minimizar su impacto o, incluso, sacarle provecho. Los rumores son una gran fuente de información. Propiciar ciertos rumores puede servir para lanzar globos sonda para testear como se recibirían algunos cambios en el despacho o para hacer aflorar ideas o propuestas que, de otra forma, quedarían silenciadas.