en Litigios

Los abogados ingleses se hacen ricos con “los rusos”

El juicio que ha enfrentado al magnate ruso Roman Abramovich – dueño del Chelsea FC – y a su ex socio de negocios Boris Berezovsky, ha convertido en millonarios a los abogados ingleses encargados del caso. Aún no se sabe la cifra exacta, pero se estima que las tasas legales relacionadas con el juicio – que ha durado 4 meses – puedan llegar a los 100 millones de libras (poco más de 125 millones de euros). Cuando los abogados sumen todas las horas dedicadas al juicio, la cifra total puede acabar convirtiendo este juicio en uno de los más caros celebrados en el Tribunal Superior de Londres. Tanto Abramovich como Berezovsky eligieron dos prestigiosos abogados: Jonathan Sumption y Laurence Rabinowitz respectivamente.

Pero este no es el único caso relacionado con magnates rusos que ha ayudado a enriquecerse a los abogados ingleses. Dentro de unos días se reanudará el juicio que enfrenta al billonario ruso Oleg Deripaska y al empresario Michael Cherney. El curso pasado las batallas legales relacionadas con magnates rusos permitieron a los abogados ingleses embolsarse más de 6 billones de euros.

Que estos juicios se celebren en el Reino Unido no es casual. Según el editor nacional de la revista Legal Business, Mark McAteer, los magnates rusos eligen el sistema judicial inglés por su fair play y por la calidad de los jueces y abogados.